¿Inglaterra usa el sistema métrico?

El sistema métrico se utiliza en todo el mundo.

Hay dos sistemas principales que se utilizan para medir el peso y la distancia: el sistema imperial y el sistema métrico de medición. El sistema métrico, que utiliza unidades de medida como gramos y metros, es utilizado por la mayoría de los países para contar el orden de magnitud. Otros países, como EE. UU., utilizan el sistema imperial en el que se utilizan unidades como libras, pulgadas y pies. Otros países han tenido que pasar del sistema imperial al métrico. El sistema imperial de medición también se conoce como Imperial Británico, ya que se originó en el Imperio Británico que gobernó la mayor parte del mundo entre los siglos XVI y XIX.

Tabla de Contenido
  1. Uso del Sistema Métrico en Inglaterra
  2. Breve historia de la metrificación
  3. Desafíos para adoptar el sistema métrico

Uso del Sistema Métrico en Inglaterra

El sistema imperial británico se utilizó como sistema oficial de medición en Gran Bretaña desde 1824 hasta la adopción del sistema métrico en 1965. La métrica del Reino Unido, que pretende reemplazar el sistema imperial con el sistema métrico, ha tenido un gran éxito en Inglaterra desde su introducción en el siglo XX. La mayoría de las industrias, el comercio y el gobierno usan unidades métricas, pero el sistema imperial todavía se usa oficialmente para distancias, velocidad y cantidades de líquido. En las escuelas se utilizan y enseñan las unidades métricas y también se enseñan las unidades imperiales que aún son de uso común en el país. Entonces, mientras que el Reino Unido, que incluye a Inglaterra, favorece el sistema métrico como el sistema oficial de medidas, el uso del Sistema Imperial aún es ampliamente aceptado.

Breve historia de la metrificación

La adopción del sistema métrico en el Reino Unido se discutió por primera vez en 1818 en el parlamento. Antes de que se oficializara la métrica en 1965, varios organismos gubernamentales ya habían adoptado el sistema métrico o estaban en proceso. Una política de apoyo a la adopción del sistema métrico se acordó formalmente en 1965 a raíz de las solicitudes de las industrias. En Inglaterra, el Departamento de Educación alertó a las autoridades educativas sobre la necesidad de adaptarse al sistema métrico en 1967. En 1969, se estableció un Metrication Board para coordinar el proceso. Inicialmente, la métrica era voluntaria, pero en 1978 se hizo obligatoria en ciertos sectores después de que ciertos minoristas de alfombras usaran unidades imperiales en lugar de unidades métricas. La política del gobierno se revirtió nuevamente a la métrica voluntaria en 1980 y se abolió la Junta de Métrica. En este momento, casi todos los sectores excepto parte del comercio minorista y la señalización vial habían metricizado. En 1988, Inglaterra, junto con el norte de Inglaterra y Gales, introdujeron un plan de estudios nacional en el que se utilizó SI como sistema principal de cálculo y medición.

Desafíos para adoptar el sistema métrico

Si bien la adopción del sistema métrico se considera un gran éxito en Inglaterra, el proceso de métrica ha enfrentado muchos desafíos y rechazos. En 2011, una encuesta realizada por la cadena de supermercados Asda sugirió que más del 70 % de los clientes consideran que el etiquetado métrico es confuso y prefieren que el producto esté etiquetado en imperial. Otras personas apoyan el sistema imperial porque encarna la tradición y representa gran parte de su atractivo. La medida que se muestra para la mayoría de los productos en unidades métricas e imperiales también ha hecho que sea muy difícil para la mayoría de las personas hacer el cambio, ya que solo se concentran en la unidad imperial e ignoran la unidad métrica.

Subir