Animales que pueden cambiar de género

Crédito: imagen de Shutterstock por stockphoto-graf
  • Algunos animales son hermafroditas y tienen órganos tanto femeninos como masculinos.
  • Otros animales son fluidos de género, cambiando de un sexo a otro para obtener ventajas reproductivas.
  • El cambio de género puede ser el resultado de entornos peligrosos, como la contaminación ambiental.

La Teoría de la Evolución de Darwin rige el reino animal: para sobrevivir y reproducirse con éxito, los organismos cambian con el tiempo para adaptarse mejor a sus entornos a través de modificaciones físicas o de comportamiento. Desde animales salvajes que cambian sus dietas y aquellos que usan camuflaje para cazar o huir, hasta aves urbanas que arman sus nidos en edificios en lugar de árboles, la adaptación es clave.

Uno de los rasgos evolutivos más interesantes y raros ocurre en animales que poseen órganos masculinos y femeninos (conocido como hermafroditismo). Algunas especies incluso pueden alternar entre ambos sexos para obtener ventajas reproductivas. Aquí hay 7 ejemplos increíbles de selección natural.

Tabla de Contenido
  1. 7. Ranas
  2. 6. Dragones barbudos
  3. 5. Babosas
  4. 4. Serpientes
  5. 3. mariposas
  6. 2. corales
  7. 1. Pescado

7. Ranas

Si bien el género está influenciado principalmente por la genética, el medio ambiente juega un papel importante en ciertas especies. Los investigadores han comenzado a notar una tendencia inusual entre las ranas que viven en estanques suburbanos contaminados. Se ha demostrado que un gran número de ranas macho invierten su sexo. Los estudios muestran que el pesticida atrazina es la causa del cambio de género. A medida que el químico llega a los lagos y ríos, suprime la producción de la hormona sexual de la rana macho, la testosterona, mientras aumenta el estrógeno, la hormona sexual femenina.

6. Dragones barbudos

Estos reptiles australianos que doblan el género cambian de sexo cuando todavía están en sus huevos. El factor determinante para su cambio es una combinación de cromosomas y la temperatura exterior, lo que significa que dependiendo de qué tan caliente esté afuera, un óvulo masculino fertilizado podría convertirse en femenino. Lo que es aún más particular del dragón barbudo es que, aunque los lagartos son técnicamente machos, se comportan y reproducen como hembras y ponen el doble de huevos que los dragones barbudos genéticamente hembras.

5. Babosas

Un miembro de la familia de los moluscos gasterópodos, estas criaturas sin caparazón poseen órganos reproductores masculinos y femeninos y pueden autofertilizarse. Las implicaciones evolutivas son asombrosas, ya que dos babosas maduras pueden aparearse y ambas partes pueden quedar fecundadas.  

4. Serpientes

Si bien la mayoría de las serpientes hembra necesitan una pareja para poner huevos, algunas son capaces de partenogénesis , también llamada reproducción asexual, un proceso en el que solo ellas fertilizan y ponen sus huevos. Según el Museo de Historia Natural de Florida, ciertas especies, como la serpiente de maceta, producen crías femeninas idénticas.  

3. mariposas

Un fenómeno único ocurre en ciertas mariposas : la ginandromorfía. Considerada como una condición genética que ocurre en las primeras etapas de la división celular, los animales que son ginandromorfos tienen características tanto masculinas como femeninas. En las mariposas, esto se traduce en tener alas de diferente color; un patrón único que es la combinación perfecta de ADN masculino y femenino.

2. corales

A menudo confundidos con plantas, los corales son animales; específicamente, están formados por miles de pequeñas criaturas llamadas pólipos. Aunque los métodos de reproducción varían según la especie, algunos, como el coral estrella, son hermafroditas. Otros, como los corales de hongos, son capaces de cambiar de sexo repetitivamente en ambas direcciones. Aunque se necesitan más estudios, su comportamiento ofrece una ventana fascinante a la evolución natural.  

1. Pescado

Uno de los hermafroditas más conocidos e intrigantes son los peces. Desde la lobina de boca chica y la lobina de boca grande que desarrollan óvulos inmaduros dentro de sus testículos hasta el pez halcón que puede cambiar de sexo, la fluidez de género en el mundo animal no es nada nuevo. Amado protagonista de “Buscando a Nemo”, el pez payaso es un hermafrodita secuencial, puede cambiar de macho a hembra cuando sea necesario. Todos los peces payaso nacen machos y el más dominante en la escuela se convierte en hembra y pone huevos. Si bien ciertas especies han sido conocidas por sus asombrosas habilidades de reproducción durante un tiempo, los estudios muestran que el cambio de género en otras puede ser el resultado de una contaminación ambiental peligrosa. Por ejemplo, entre el 70 y el 90 por ciento de los machos de lobina en los Estados Unidos se han vuelto intersexuales debido a los compuestos farmacéuticos de los pesticidas y las píldoras anticonceptivas. 

Subir